japón-momentos

Japón es el destino que todo viajero tiene en mente realizar al menos una vez en la vida. Mi primer viaje a Japón fue en 2013 y aún recuerdo la emoción con la que viví aquella primera experiencia en el país nipón. Pobre de mí que no imaginaba el impacto, más que positivo, que ese país iba a dejar impronta en mi sentimiento viajero. Como sé que tú también acabarás visitándolo y tarde o temprano vas a buscar información, aquí te dejo los 10 momentos inolvidables que me hicieron decir: ¡¡Estoy en Japón!!

1. Subir a uno de sus impresionantes trenes bala

Tengo que reconocer que este fue mi primer gran momento en el imperio del sol naciente. Llegué a la estación en busca del anden desde donde saldría el tren que me llevaría al siguiente destino. De repente lo veo llegar y no sabía si era un prototipo de mazinger Z o un avión que se había colado en la estación de tren por equivocación. Tan embobado me quedé mirando que casi lo pierdo, ya que como bien sabrás, los trenes en Japón llevan una puntualidad máxima, tanto que si llega aunque sean 2 minutos tarde el conductor baja a hacer una reverencia disculpándose. 

japón-trenes
japon-shinkansen

2. Llegar al Monte Fuji

Es la primera imagen que me viene a la mente cuando pienso en Japón. Recuerdo ir en el avión llegando a Tokyo y estar asomado a las ventanillas para intentar verlo. No fue posible. Así que imaginad mi impresión cuando viajando en autobús rumbo a la gran montaña pude ver aparecer la silueta de Fuji-sama. Ya una vez allí subí hasta la quinta estación, que es el punto de partida más común hasta la cumbre. Fue mi gran momento: ¡¡Estoy en Japón!!

3. Retroceder al Japón feudal visitando alguno de sus castillos

Bien conocida es mi afición por los castillos, así que un punto fuerte que tenía Japón para mí eran sus castillos. Y es que al igual que España, en Japón podrás visitar castillos hasta aburrirte. Como tiene tantos y tan repartidos por todo el país, lo que hice fue hacerme una lista mientras preparaba mi viaje en casa y así no perder tiempo una vez allí. Mi lista, adaptada a mi itinerario, fue la siguiente:

japon-castillo
osaka-castillo

4. Recorrer el santuario Fushimi Inari

Mucho había leído sobre este santuario sintoísta, consagrado a Inari, catalogado como el más importante de todo Japón. Durante su largo camino hasta la cima del monte Inari deberás atravesar más de 1000 toriis (hay más de 10 000 en todo el complejo). El trayecto completo viene a ser de unos 4km y si algo tenía claro es que, dada mi afición a la montaña, lo recorrería por completo y sin prisa alguna. Una vez alcanzada su cima me sentí pleno de satisfacción y energía.

5. Visitar Hiroshima

Japón es mundialmente conocido por muchos tópicos como samuráis, sushi, geishas… pero también tristemente conocido por los acontencimientos nucleares de 1945. Y es que aquella mañana del 6 de Agosto, el mundo sería testigo de un acto horrible que sesgó la vida de miles de seres humanos: las bombas nucleares sobre Hirosima y Nagasaki.

Tenía claro que dedicaría una visita a estas ciudades en mi viaje, para ser testigo directo de esta barbarie genocida cometida contra seres humanos. En la visita al museo conmemorativo de la paz no pude sino horrorizarme ante un acto tan cruel y cobarde.

hiroshima-bomba
hiroshima-museo

6. Alucinar con los rockabillies en Yoyogi Park

Un amigo que ya había estado en Japón anteriormente me comentó que cada domingo se juntan un grupo de auténticos rockabillies en el parque Yoyogi, donde bailan y tocan la guitarra. Y digo auténticos porque visten sus tupés, sus chupas de cuero y sus botas con las que marcan cada paso ante la mirada de cientos de turistas. Nunca había visto nada igual y quedé maravillado.

yoyogi-rockabillie
yoyogi-baile

7. Visitar el Museo Ghibli

Recuerdo aquella mañana como única. Era el día que tocaba la visita al museo Ghibli y, como fan de las películas de Miyazaki, no veía el momento de que llegara. Nada más bajar del autobús me olvidé por completo del año en que había nacido y me lancé a disfrutar como un niño. Cada película de Miyazaki, y Takahata, llegó en un momento especial de mi vida y con cada una de ellas aprendí una serie de nuevos valores.

El interior del museo es alucinante, pero no está permitido sacar fotos. Solo te digo que tanto si eres fan de Studio Ghibli como si no, añadas una visita al museo en tu próximo viaje a Japón porque te encantará. Si no me crees entra en este enlace oficial de yotube del estudio en el que podrás ver una serie de videos cortos del museo.

museo-ghibli

8. Probar el fugu (pez globo)

Comer fugu, otro momento inolvidable que tampoco entraba en mis planes y que surgió de repente mientras caminaba por Dotonbori, Osaka. Por si no sabes que es «fugu», decirte que es la palabra japonesa que se utiliza en Japón para llamar al «pez globo», el pez más tóxico del mundo. 

No me lo pensé dos veces y allí estaba, sentado en aquella mesa y con el capítulo de los Simpsons rondando mi mente. Tengo que decir que finalmente todo salió bien y estaba exquisito, únicamente se me durmió un poquito la lengua ✖‿✖

9. Recorrer Akihabara, el barrio más otaku de Japón

Momentazo único. Nada más bajar del tren y ver el cartel que rezaba «Akihabara station» un cosquilleo me recorrió el cuerpo. Estaba en «Akiba», el paraíso otaku. Me gustó tanto que tras pasar todo el día recorriendo sus tiendas, centros comerciales y restaurantes decidí buscarme un hostel económico por allí y quedarme a dormir dos días. Así que queda obligado que incluyas esta visita en tu viaje si quieres ir caminando con la boca abierta.

akihabara-estacion
akihabara-tiendas

10. Asistir al Tokyo Game Show

Desde que el mando de super nintendo cayó en mis manos y entré en el mundo de los videojuegos había soñado con este momento. Años contínuos de ver imágenes de esta feria de videojuegos en revistas del sector gamer y aquí estaba, en el salón de videojuegos más conocido: Tokyo Game Show. Aquí pude ver a Kojima, fotografiarme con Tosihiro Nagoshi y jugar a las últimas novedades. Sin duda la puntilla final perfecta en mi primer viaje a Japón.

japon-tokyo-game
kojima-japon

Y hasta aquí llega mi lista de 10 momentos inolvidables de la que fue mi primera aventura en Japón. Obviamente hubieron muchas más, pero creeme si te digo que ni en una entrada de 1000 cosas sorprendentes de Japón podría explicártelas todas.