Una de las cosas que decidimos en nuestro cuarto viaje a Japón es que añadiríamos nuevos lugares a nuestro itinerario que no habíamos visitado anteriormente y la ruta Nakasendo llevaba mucho tiempo en nuestra lista de pendientes. No nos lo pensamos dos veces y después de visitar la bonita ciudad de Nagoya por un día pusimos rumbo a descubrir esta ruta histórica de comercio. ¿Quieres saber como fue la experiencia?

Tabla de contenidos

Un poco de historia sobre Nakasendo

Marcador de la ruta Nakasendo

Nakasendo fue una ruta histórica en Japón que conectaba Tokio y Kioto durante el período Edo. Esta ruta, utilizada para transporte, comunicación y comercio, constaba de 69 ciudades postales, donde los viajeros podían descansar y encontrar alojamiento, comida y otros suministros. Fue una parte importante de la cultura, la historia y la sociedad japonesa, y todavía atrae a turistas de todo el mundo que vienen a explorar las ciudades históricas, los templos y otras atracciones a lo largo del camino que atraviesa pintorescas zonas montañosas, bosques y ríos, brindando a los viajeros hermosas vistas y paisajes naturales.

Información sobre la ruta

Comienzo de la ruta

Como te comentaba un poco más arriba, esta ruta completa constaba de 69 ciudades postales (o de descanso) y a día de hoy el tramo que une Magome y Tsumago es el más concurrido por turistas de todo el mundo. 

Este tramo de unos 8 kilómetros aproximadamente y escasa dificultad atraviesa paisajes montañosos, bosques de bambú y antiguos pueblos japoneses, algunos de los cuales datan del período Edo. Durante la ruta podrás disfrutar de hermosas vistas panorámicas, visitar templos y santuarios, y experimentar la belleza natural y la cultura histórica de Japón en un entorno único.

Cómo llegar a Magome para comenzar la ruta

Para comenzar la ruta de nakasendo deberás desplazarte hasta Magome que es el punto de inicio. Aquí te vamos a explicar como llegar hasta Magome desde Nagoya que es desde donde comenzamos nosotros.

Desde la estación de tren de Nagoya subimos al tren Shinano (incluido en el JRPass) que nos deja en la estación de Nakatsugawa en algo menos de 1 hora de trayecto.

Una vez en Nakatsugawa, justo al salir de la estación de tren, nos encontraremos con la parada del autobús que nos llevará hasta Magome, el punto de inicio de la ruta. Los autobuses salen desde la dársena 3 y tienen un coste de 570¥.

Parada de autobús
Horarios y precio

Cómo regresar una vez finalizada la ruta

Una vez finalizada la ruta en Tsumago llegarás a una parada de autobús (está indicado en el pueblo). Desde aquí podrás regresar a Nakatsugawa o bien ir hasta Nagiso para coger el tren. Nosotros te recomendamos regresar a Nakatsugawa que tiene una mayor afluencia de trenes que Nagiso. Aún así no olvides usar la app de Japan Travel by Navitime o bien mirarlo desde este enlace.

Nuestra ruta de Magome a Tsumago

Nada más bajar del autobús comenzamos a explorar el bonito pueblo de Magome, que cuenta con algunos museos, tiendas, bonitas casas de la época y un tradicional molino de agua.

Molino de agua de Magome

Lo primero que nos encontramos una vez salimos del pueblo es este bonito mirador que nos sirve como ejemplo de lo que encontraremos en la ruta: naturaleza y más naturaleza.

Mirador

A partir del mirador comienza la ruta y poco a poco nos alejamos de los turistas que se quedan en las tiendas de Magome. Tenemos la suerte de que no hay nadie haciendo la ruta y podemos disfrutar de esa tranquilidad y conexión con la naturaleza que vinimos buscando. Aparecen las primeras señales de «peligro osos» y las campanas para ahuyentarlos. 

Camino de Nakasendo
Campana disuasoria
Cartel de aviso

Pasado el primer tramo de bosque nos encontramos el primer templo y las primeras casas de algunos agricultores que nos saludan con una reverencia. 

Llegados más o menos a mitad del camino nos encontramos con la casa de un señor muy agradable que sirve té. Habla algo de inglés y tras un rato de conversación nos ofrece a probar un licor que prepara con unos frutos pequeños. Tengo que decir que fue sin duda el momento mágico de la ruta. Estar allí sentados, con la tetera al fuego, el olor de la leña y la decoración de la casa nos hace sentir en el periodo Edo.

Interior de la casa

Tras despedirnos de este agradable señor, continuamos nuestra marcha que discurre entre caminos de bambú y alguna que otro riachuelo y hasta unas cascadas. Estas cascadas son conocidas como Odaki y Medaki (el hombre y la mujer) y aparecen pero ésta también aparece en la obra escrita sobre Miyamoto Musashi de Eiji Yoshikawa.

Cascada
Camino de bambú

Dejando atrás las bonitas cascadas y el pequeño picnic que hemos disfrutado allí sentados, continuamos la marcha entre senderos de bambú hasta llegar a Otsumago, una pequeña aldea con un bonito río y con molinos de agua.

Otsumago
Molino de agua
Río en Otsumago

Y casi sin darnos cuenta de los 8 kilómetros de ruta llegamos a Tsumago, que nos recibe con una calle preciosa y que si no fuera por algunos coches allí aparcados nos haría creer que estamos en el mismísimo periodo Edo. Aquí encontrarás algunas tiendas de souvenirs y productos locales.

Desde aquí se puede continuar caminando 3 kilómetros más hasta Nagiso o bien subir al autobús que te llevará hasta Nakatsugawa o Nagiso.

Tsumago
Llegando a Tsumago
Casas de Tsumago

Consejos prácticos

Aunque la ruta no presenta gran dificultad para aquellos que medianamente están acostumbrados a andar, sí que nos gustaría darte algunos consejos:

  • Lleva calzado cómodo y adecuado para senderismo
  • No olvides llevar suficiente agua (sobre todo en los meses de verano).
  • Aunque existe señalización y es difícil perderse siempre aconsejamos llevar gps en el móvil. La app Maps.me es la que llevamos años utilizando por todo el mundo y nunca nos ha fallado. Es totalmente gratuita.
  • Aunque es muy raro encontrarse con algún oso por la zona, recuerda que si ocurre nunca debes tomártelo a broma y ponerte a tomar fotos. Aunque es él quien tratará de evitarte y huir recuerda que es un animal salvaje y su comportamiento es impredecible.
  • La frecuencia de autobuses y trenes no es muy continua, así que te recomendamos que comiences la ruta lo más temprano posible, así podrás realizar la ruta sin prisas.
  • Y por último recuerda lo más importante: Deja la montaña como la encontraste. Tráete de vuelta cualquier basura que lleves y tírala en el lugar correspondiente.

Mapa de localizaciones

¿Qué te ha parecido nuestra ruta? Espero que te haya gustado y que la incluyas en tu itinerario al país nipón. No dudes en dejar tu pregunta u opinión en los comentarios. Te agradezco si compartes la entrada y me ayudas a hacer seguir creciendo el blog de La Brújula de Verne.

Booking.com