Si te encuentras recorriendo Seúl, es posible que hayas escuchado sobre una isla no muy lejos de la capital que declaró su independencia cultural en 2006 y que alcanzó fama mundial con el drama coreano Winter Sonata. Si al igual que nosotros necesitas una desconexión de la ajetreada capital, te recomendamos que leas la entrada y descubras los atractivos de la isla para dedicarle una escapada de uno o medio día.

Tabla de contenidos

Qué debes saber sobre la isla

Isla de Nami

Lo primero que debes saber es que la isla de Nami declaró su independencia de la República de Corea en 2006, por lo que pese a no estar reconocida por ningún país del mundo se le conoce oficialmente como República de Naminara.

La isla cogió especial popularidad a raíz del drama coreano «Winter Sonata» y cada vez son más los jóvenes coreanos que visitan la isla con sus parejas. Con forma de media luna, la isla está rodeada por las aguas del río Bukhan y es el destino perfecto para practicar actividades al aire libre y estar en contacto con la naturaleza, pues aquí encontrarás impresionantes senderos arbolados por los que caminar mientras se disfruta flora y fauna.

Se puede visitar durante todo el año y todas las estaciones son igualmente bonitas. En primavera, la isla se cubre de flores de cerezo rosadas y, en otoño, los árboles se vuelven de un precioso color naranja y amarillo.

Cómo llegar desde Seúl

Por tu cuenta

Llegar a la isla de Nami desde Seúl es muy sencillo y aquí voy a explicarte como hacerlo:

Desde cualquiera que sea tu ubicación en Seúl deberás coger el metro hasta la estación Cheongnyangni. Una vez llegues a la estación tendrás que comprar el ticket de la línea ITX hasta Gapyeong.

Metro de Seúl

El trayecto desde Cheongnyangni hasta Gapyeong tiene una duración aproximada de 40 minutos y un precio de 5700 KRW por trayecto (algo más económico si compras ida y vuelta). Aquí te dejo una tabla orientativa de los horarios. Si quieres saber con certeza los horarios para tu fecha de viaje o quieres comprar los billetes vía online puedes hacerlo desde su página oficial haciendo click aquí.

Tabla de horarios

Cuando llegues a la estación de Gapyeong deberás salir al exterior, donde verás una caseta de información turística junto a la parada de autobús que te llevará al puerto para coger el ferry hasta Nami. El billete de autobús puedes comprarlo allí mismo o bien pagar con la tarjeta T-Money una vez subas al autobús.

Una vez llegues al puerto deberás comprar el billete de entrada a la isla (el cual incluye la ida y vuelta del ferry). El primer ferry del día sale a las 8.00 a.m. y el último de regreso a las 21.00 p.m. El billete de Ferry+ entrada a la isla tiene un coste de 16.000 KRW (11€).

Ferry a Nami

En un tour organizado

Si lo de organizar la visita por tu cuenta no es lo tuyo y prefieres ir en un tour organizado puedes reservar aquí.

Nuestra experiencia en la isla

A diferencia de otros lugares donde se especifica y se enumera los lugares a visitar, en Nami podríamos decir que todo es visitable y que recorrer la isla te podría llevar unas 4 horas. Nuestra recomendación es que alquiles una bicicleta y que prepares un picnic para poder disfrutar a tu aire (aunque si lo deseas podrás comer en alguno de los restaurantes o cafeterías que encontrarás en la isla).

Nada más llegar lo primero que nos encontramos fue con una bienvenida en diferentes idiomas. Junto al puerto de llegada encontrarás puntos de información,  mapas con información de la isla y algunas tiendas.

Carteles de bienvenida

Con las bicicletas ya alquiladas nos disponemos a recorrer la isla a nuestro aire, parando en cada rincón para tomar fotografías de los animales que se nos van cruzando en el camino.

Al llegar al jardín Gongsaengwon hacemos una parada para visitar uno de los lugares que aparece en el drama coreano «Winter Sonata» y que reconocerás rápidamente por las estatuas de los protagonistas allí colocadas.

Panel informativo
Estatua Winter Sonata

Y ya que hablamos de estatuas, hubo una que encontramos en la isla que realmente llamó nuestra atención. Esta estatua, creada por el escultor Yu Qing Cheng, muestra a una mujer desnuda cuyos pechos hacen referencia a los dos ríos principales de China: el Yangtze y el Amarillo, y trata de representar a la naturaleza materna de la tierra de una manera lúdica. 

Estatua del artista Yu Qing Cheng

No muy lejos encontramos una estructura con agua que crea una cascada artificial y es aquí donde decidimos hacer el picnic con algunas de las cosas que compramos en el 7 eleven.

Cascada artificial
Probando snacks de pollo

Una de las zonas por las que más nos gustó caminar fue por el sendero de metasecuoyas, que aunque se asimilan en la corteza y follaje a las secuoyas que todos conocemos, estas se diferencian por ser caducifolias.

Metasecuoyas

Y tras mucho recorrer los rincones de la isla solo quedaba regresar al punto de partida para volver a Seúl. Aunque mucha gente no nos recomendaba gastar un día en la excursión a Nami, nosotros tenemos que decir que fue la desconexión perfecta del bullicio de una ciudad como Seúl.

Aquí te dejamos algunas fotografías:

Mapa de localizaciones

Y esta fue nuestra experiencia de un día en la bonita isla de Nami. Esperamos que te haya servido de ayuda y puedas preparar tu visita desde Seúl. Gracias por leer el blog de la brújula.

Booking.com