Pocos son los viajeros que no han visitado Valencia a estas alturas. Para nosotros son muchos los alicientes que nos hacen regresar año tras año y explorarla mas a fondo para descubrir nuevos rincones únicos. En esta entrada vamos a mostrarte algunos puntos curiosos de la ciudad y que te invitamos a conocer en tu próxima visita a la catalogada como mejor ciudad del mundo para vivir.

Tabla de contenidos

Parque Natural de La Albufera

Comenzamos nuestra visita a Valencia visitando el Parque Natural de La Albufera, situado a 10 km de la ciudad, para disfrutar de este lago de agua dulce con mas de 2.800 hectáreas y hogar de hasta 300 especies diferentes de aves (muchas de ellas en peligro de extinción). Aquí podrás caminar en un entorno único rodeado de arrozales, pasear en barca por los canales y la laguna o visitar el pueblo de El Palmar donde disfrutar de la auténtica paella valenciana.

No te preocupes si no dispones de vehículo porque podrás llegar a La Albufera mediante las líneas 24 y 25 de autobuses urbanos o si te animas al igual que nosotros alquilar una bicicleta en la capital y desplazarte hasta aquí en el carril bici ideado para ello. Créenos que no te arrepentirás.

Océanographic

Integrado dentro del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias encontramos el Oceanográfico de Valencia, el mayor acuario de Europa que alberga mas de 45.000 ejemplares de 600 especies diferentes. En su interior podremos conocer los principales ecosistemas marinos del planeta y conocer de primera mano las características de cada especie. Además cuenta con un restaurante submarino donde disfrutar de una cocina actual y de fusión en un espacio único.

El Oceanográfico está abierto al público de 10 a 18 horas y en los meses de verano de 10 a 21 horas. Puedes comprar las entradas en taquilla o en su página web haciendo click aquí.

Casa Judía

Antes de nuestra primera visita a Valencia ya nos avisaron con tiempo que íbamos a encontrar algunos edificios con bellísimas fachadas que nos obligarían a hacer un alto para poder contemplarlas mas detenidamente, pero si hay un sitio donde alucinamos y quedamos enamoradísimos de su arquitectura fue en el edificio número 20 de la Calle Castellón.  Allí se encuentra la conocida como «Casa Judía» construida en 1930 por el arquitecto Juan Francisco Guardiola. Un claro ejemplo del estilo art decó donde vivos colores como el amarillo, el rosa, el azul o el verde se juntan dando vida y elegancia a esta fachada. Así que apunta esta visita como obligada porque te va a encantar.

Horchatería Santa Catalina

A pesar de que la paella es el producto gastronómico mas solicitado por todos aquellos que visitan Valencia, la horchata de chufa originaria de Alboraya es otro de los productos gastronómicos estrella de la ciudad. Para disfrutar de esta bebida refrescante preparada con agua, azúcar y chufas os recomendamos la Horchatería de Santa Catalina que cuenta con mas de dos siglos de tradición. La horchatería cuenta además con otro producto estrella, los churros con chocolate, así que no tienes excusa para comenzar tu visita a Valencia por la puerta grande.

Capilla del Santo Cáliz

Santo Cáliz

Para aquellos viajeros con espíritu aventurero de «Indiana Jones» tenemos una visita que no deberían pasar por alto: la Catedral de Santa María. ¿Por qué os recomendamos su visita? Pues porque en su interior se encuentra nada menos que el que podría ser el «Santo Cáliz», la copa que usó Jesús en la Última Cena. Esta copa palestinense en forma de bol realizada en el siglo I a. C. está finamente tallada y pulida y presenta vetas de tonos cálidos con el reflejo de la luz. Tras haber estado escondida durante la invasión musulmana y mas tarde, en 1399, pasara al Relicario de la Corona de Aragón, fue entregada a la Catedral de Santa María en 1437 por el rey Alfonso el Magnánimo.

Reliquia de San Vicente Mártir

En el interior de la catedral también encontrarás el brazo izquierdo de San Vicente Mártir, quien fue martirizado en Valencia en el año 304.

Consulta los horarios de visita y tarifas de la Catedral haciendo click aquí.

Parque Guilliver

Situado en el Jardín del Turia encontraremos uno de los lugares con mas encanto de la ciudad: El Parque Gulliver.

En el interior de un gran círculo de nada menos que de 15.000 m2 encontraremos una figura gigante de Gulliver, el personaje de la obra «Los viajes de Gulliver» del escritor Jonathan Swift., sobre la que podremos deslizarnos por sus brazos o subir hasta lo mas alto. Y decimos podremos porque el parque no es exclusivo para los mas pequeños, sino que aquí podrás dejarte llevar y disfrutar como uno mas. ¿Lo mejor? Que la entrada es totalmente gratuita.

Refugio antiaéreo

Creado durante la Guerra Civil Española para dar protección a la población civil, el refugio antiaéreo se construyó en 1937 y se cree que tenía una capacidad aproximada de 400 personas. Cuenta con una sala de tres naves separadas por dos filas de pilares de mas de 1,50 metros de hormigón y una entrada en forma de curva para evitar así el daño de honda expansiva en caso de que un proyectil impactara.

Su entrada es totalmente gratuita.

Casa de los gatos

En la Calle Museo del popular barrio del Carmen encontraremos esta bonita casa esculpida por el artesano Alfonso Yuste Navarro en 2003. La entrada a la casa sirve realmente como acceso de los gatos al solar y si os fijáis en la pequeña inscripción que hay junto a ella leeréis que la casa está construida en memoria a una leyenda sobre cuatro gatos que quedaron con vida en el barrio del Carmen en el año 1094 cuando, tras una misiva del Cid, se ordenó eliminar a todos los gatos de Valencia por ser un animal portador de mala suerte según creencias católicas.

La Capilla Sixtina Valenciana

Situada en la calle Caballeros encontramos la Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, construida en estilo gótico durante el siglo XV. Lo que hace especial a esta iglesia son sin duda sus pinturas barrocas al fresco sobre una estructura gótica dedicados a la vida de San Pedro Mártir y San Nicolás, obra de Dionís Vidal con el diseño de Antonio Palomino. 

Aunque en un principio fuimos reacios a creer que lograría impresionarnos al igual que nos ocurrió en el Vaticano, tenemos que decirte que sus 1.800 m2 de frescos barrocos lograron dejarnos con la boca abierta y que consideramos su visita como obligada si te gusta el arte.

Librería el Asilo del Libro

Si la literatura es una de vuestras aficiones entonces debéis acercaros hasta la Calle San Fernando para visitar esta bonita librería especializada en libros antiguos, de segunda mano y descatalogados. No dudéis en entrar porque cada rincón de esta librería desprende un encanto especial.

Calle Moret y su incréible arte urbano

Si caminar por la calles del centro de Valencia te permite contemplar algunos edificios con las fachadas mas bonitas de España, ahora el arte urbano impregna de vida y de colores sus paredes. Aunque cada vez son mas los artistas que deciden dejar su huella en la capital y no te será difícil encontrar estas pinturas por todo el centro de la ciudad, te recomendamos que no te pierdas los murales de la calle Moret (conocida como Street Art), donde el fotógrafo Alfonso Calza ha dado vida a sus fotografías y ha decorado esta calle con su arte. Una auténtica pasada.

Café de las horas

¿Te gustaría viajar al parís del siglo XIX? ¿Disfrutar de un café o un té en un salón de época? Pues todo eso te lo ofrece este local de carácter neoclásico y rococó conocido como «Café de las horas», donde nada mas entrar creerás haber viajado en el tiempo. No pierdas la oportunidad de tomar uno de sus cafés o sus zumos de naranja en un ambiente y espacio único. ¡Ah! y no te descuides y acude temprano que acaba llenándose siempre.

Port Saplaya, la pequeña Venecia

Conocida como «la pequeña Venecia», esta zona residencial costera es uno de los lugares con encanto para pasear que deberías añadir en tu visita a Valencia. Destacan sus bonitos edificios de colores variados junto a la forma tan peculiar de los canales que nos hará creer que estamos realmente en la Venecia de Marco Polo.

La fachada mas estrecha de Europa

Por último te invitamos a descubrir la que en su día llegó a ser la casa mas estrecha de Europa (107 cm.) hasta que en los años 80 perdió esa funcionalidad y pasó a ser la fachada mas estrecha de Europa. ¿Te imaginas viviendo en un lugar así?

Mapa de localizaciones

Y aquí termina nuestra entrada sobre lugares curiosos a visitar en Valencia. Esperamos que te haya gustado y que nos cuentes si conoces algún sitio mas por descubrir en la capital del Turia.