Mientras visitábamos Seúl nos hicimos la misma pregunta que muchos viajeros se hacen sobre la DMZ, ¿Valdrá la pena visitar la zona desmilitarizada? Y es que eran muchas las páginas webs donde califican al lugar de «turistada» y de poco interesante.

Le dimos vueltas una tarde y tras pensarlo un rato nos decidimos a comprar los tickets, ya que consideramos que 5 días que íbamos a dedicar a Seúl eran más que suficientes. Cómo es probable que hayas llegado hasta aquí tratando de decidirte sobre si visitar la zona o no vamos a contarte lo que allí nos encontramos. Te decimos ya que a nosotros si que nos gustó y que volveríamos a repetir la experiencia sin duda alguna.

Tabla de contenidos

Breve historia de la Guerra de Corea

Revista propagandística

La Guerra de Corea fue un conflicto bélico que se desarrolló entre 1950 y 1953 en la península de Corea. Comenzó cuando Corea del Norte, apoyado por China y la Unción Soviética, invadió el territorio de Corea del Sur, respaldado por Estados Unidos y otros aliados. 

Se estima que la guerra dejó un saldo de entre 4 y 6 millones de muertos, muchos de ellos civiles, y se convirtió en uno de los conflictos más sangrientos de la historia y con consecuencias políticas y militares significativas. Muestra de ello es que a pesar de que se firmó un armisticio en 1953, técnicamente Corea del Norte y Corea del Sur aún se encuentran en un estado de guerra, por lo que se puede decir que es sin duda el conflicto bélico más largo de la historia.

Qué debes saber sobre la zona desmilitarizada (DMZ)

Alambrada de la DMZ

La zona desmilitarizada (DMZ) en Corea es una franja de tierra que separa Corea del Norte y Corea del Sur y fue establecida en 1953, después de la Guerra de Corea, como zona de amortiguamiento entre los dos países. A pesar de que su nombre puede hacer creer lo contrario, la DMZ está fuertemente fortificada y monitoreada y a día de hoy es una de las zonas más militarizadas del mundo y ambos países mantienen un gran número de tropas a lo largo de la frontera, ya que a pesar de la relativa calma dentro de la DMZ, las tensiones entre Corea del Norte y Corea del Sur siguen siendo altas y la posibilidad de un conflicto siempre acecha.

Y aunque todo esto que te he contado pueda hacerte creer que irás a un campo de batalla, no debes preocuparte ya que la DMZ es un destino turístico muy popular y seguro. El único susto que podrás llevarte será el precio de algunos souvenirs que encontrarás allí.

Cómo visitar la DMZ ¿Tour o por cuenta propia?

Probablemente te pase igual que a nosotros y te guste hacer todas las visitas y actividades por tu cuenta cuando viajas, pero lamento decirte que en este ocasión deberás pagar un tour organizado, ya que no es posible hacer la visita a la DMZ por tu cuenta.

Este tour sale desde Seúl, donde deberás acudir al punto de encuentro para subir al autobús que te llevará allí en 1 hora aproximadamente. En esa hora de trayecto el guía nos explicó muchos detalles de la guerra entre las dos coreas que desconocíamos así como en que iba a consistir nuestra visita.

El total de la duración de la visita, incluidos los trayectos de ida y vuelta, es de unas 8 horas aproximadamente. No olvides llevar tu pasaporte original (nada de copias), ya que al entrar en la DMZ lo vas a necesitar.

Qué visitarás en el tour a la zona desmilitarizada (DMZ)

Como te contaba más arriba, el tour sale desde Seúl y tarda más o menos una hora en recorrer los más de 60 kilómetros que separan la capital del país de la DMZ. 

Una vez llegues y bajes del autobús comenzará la visita a sus principales puntos de interés que detallo a continuación:

Imjingak

Imjingak

La primera parada que realizamos fue en el Parque Imjingak, un popular destino turístico ubicado en Paju, a pocos kilómetros de la frontera con Corea del Norte. Este parque, construido en 1972 como símbolo de esperanza y paz para los residentes de Corea del Sur y del Norte, alberga muchos monumentos y exhibiciones que recuerdan a los visitantes la Guerra de Corea y la división de la nación.

Aquí tendrás tiempo para visitar algunos monumentos en honor a las victimas, la campana de la Paz, el Parque de la Unificación e incluso una vieja locomotora agujerada por balas durante la guerra. 

Junto a la Campana encontrarás una pequeña zona comercial con restaurantes, cafeterías y tiendas de souvenirs. Algo curioso que encontramos fue un puesto exterior donde vendían billetes originales de Corea del Norte.

Tercer túnel

Monumento de la reunificación

El Tercer Túnel es un túnel que fue descubierto debajo de la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur en 1978. Tiene una longitud de aproximadamente 1,6 kilómetros y fue construido por Corea del Norte como parte de su plan para atacar el Sur. Es el único túnel de los 4 que se han encontrado que se puede visitar y está equipado con iluminación y un sistema de conductos de aire. 

Para la visita tendrás que dejar primero tu teléfono y cámara fotográfica en unas taquillas gratuitas, ya que fotografiar en su interior está totalmente prohibido. Acto seguido pasarás por un arco de seguridad y comenzarás a descender algo más de 300 metros hasta el túnel original. Una vez en el túnel original comenzarás a caminar encorvado hasta el final de este, ya que la altura del túnel es bastante baja. Al final te espera una pequeña ventana donde puedes observar la continuación del túnel que lleva hasta Corea del Norte.

Aunque no es una actividad difícil ni peligrosa si que puede ser agobiante si tienes claustrofobia o dificultad para subir la larga cuesta una vez finalices la visita. Contrario a lo que la gente piensa, no se visita la longitud total del túnel, sino algo menos de 300 metros.

Centro audiovisual y observatorio Dora

Corea del Norte

Una vez llegado al centro audiovisual podrás ver una exposición con varios objetos así como paneles informativos sobre la guerra. De igual forma proyectarán un documental corto explicando detalles sobre Corea del Norte y los continuos intentos de provocación al Sur.

La mejor parte viene cuando subes al observatorio Dora, desde donde gracias a los binoculares allí instalados podrás ver (o espiar más bien) a la vecina Corea del Norte. El pueblo que podrás ver se llama Kijon-dong y tiene el sobrenombre de «Propaganda Village», ya que se dice que es un pueblo creado con la intención de hacer creer que en Corea del Norte se vive de maneral normal y se respetan los derechos humanos.

Para nosotros fue quizás uno de los momentos más interesantes del tour  y también de mayor reflexión. La suerte de haber nacido en un lugar o en otro es la que marca nuestro destino mayormente.

Puente de la libertad

Puente de la libertad

Este puente que cruza el río Imjin es el único puente que a día de hoy conecta las dos Coreas. Fue utilizado durante la Guerra de Corea por prisioneros y soldados de Estados Unidos y Corea del Sur que regresaban del Norte.

Por razones obvias no vas a poder ni acercarte si quiera, pero si quieres tener las mejores vistas te aconsejamos que pagues por el viaje en góndola que cruza el río. 

Góndola de la Paz

Vistas desde la góndola

El viaje en teleférico o góndola no está incluido en el tour y se debe pagar aparte (a menos que el que hayas contratado especifique lo contrario).

Lo interesante de esta actividad son sin duda alguna las vistas, ya que desde la cabina podrás ver el puente de la libertad, el río y las alambradas militares desde cerca. Una vez llegues al otro lado te encontrarás en una zona de control militar y vallada por todas partes. En el edificio podrás encontrar una pequeña exposición así como un mirador desde el punto más alto.

Mapa de localizaciones

Y con esto ponemos punto y final a nuestra experiencia en la DMZ. Esperamos que toda la información que te contamos te sirva para decidirte si incluir la visita en tu viaje a la bellísima Corea del Sur.

Booking.com