Esta pequeña isla cercana a Jeju es conocida por sus impresionantes playas de arena blanca, aguas cristalinas y pintorescos senderos para caminar, pero sobre todo, y lo que nos trajo hasta aquí, por ser el lugar donde viven las haenyeo o también conocidas como «sirenas del mar». ¿Te interesa saber más de esta aventura? Sigue leyendo y verás como te sorprende.

Tabla de contenidos

Cómo llegar a Udo desde Jeju

Ferry a Udo

La isla de Udo se encuentra situada muy cerca de Jeju. El punto de salida del ferry que te llevará hasta allí es el puerto de Seongsan y el trayecto durará entre 15 y 20 minutos. La tarifa de ida y vuelta es de 10.000 ₩ (7€) y necesitarás llevar tu pasaporte y rellenar un formulario de entrada a la isla.

Cómo moverte por la isla

Recorriendo Udo en bicicleta

Aunque puedes embarcar tu coche de alquiler en el ferry para recorrer la isla, es una opción que no creemos necesaria. Primero porque la isla no es muy grande, y segundo porque nada más llegar al puerto encontrarás numerosas casas de alquiler de bicicletas y vehículos eléctricos.

Recorrer la isla en bicicleta eléctrica es una opción que te recomendamos encarecidamente, son muy económicas (7€ todo el día) y la experiencia de pedalear junto al mar muy gratificante.

Qué ver y hacer en Udo

La primera parada que realizamos en Udo fue en el puerto de la isla. Una vez bajamos del ferry encontramos numerosos restaurantes, cafeterías y hasta alguna tienda tipo 7 eleven. 

Puerto de Udo

Como te contaba más arriba, la isla no es muy grande y se puede ver perfectamente en medio día o un día a ritmo pausado.

Una vez alquiladas nuestras bicicletas, pedaleamos hasta la bonita «Coral Beach», una playa de arena blanca y aguas cristalinas perfecta para disfrutar de un picnic y relajarse frente al mar.

Coral Beach
Picnic frente al mar

Una de las cosas más llamativas durante el recorrido en bicicleta alrededor de la isla son las casas de arquitectura europea que irás encontrando junto a la carretera. Muchas de ellas son restaurantes en las que podrás degustar el marisco más fresco de Corea.

Casa restaurante de arquitectura europea

Después de haber parado a comer y seguir pedaleando un rato llegamo a Hagosudong beach, otra bonita playa de agua cristalina que bien merece un alto.

Aguas cristalinas de Hagosudong beach

De camino de regreso al puerto hicimos la última parada en Black sand beach, desde donde se obtienen unas bonitas vistas de los acantilados, la cueva Dongangyeonggul y del cráter Seongsan Ichulbong que visitaríamos al día siguiente en Jeju.

Cráter Seongsang
Acantilados

Conocer de cerca a las mujeres sirena de Corea

Monumento a las Haenyeo

Como te contábamos al principio de esta entrada, el principal motivo de visitar la isla de Udo no era otro que conocer de cerca a las Haenyeo. Estas mujeres, octogenarias en su mayor parte, son también conocidas como las «sirenas del mar», ya que descienden hasta 10 metros de profundidad a pleno pulmón para recoger marisco que más tarde venderán a algunos de los muchos restaurantes repartidos por la zona. Llevan siglos buceando y se han convertido en un símbolo del empoderamiento y la independencia femenina. Su conjunto de habilidades únicas les permite contener la respiración durante varios minutos y sumergirse en las profundidades del océano sin ningún equipo de buceo. Si bien la tradición del buceo haenyeo comenzó como un medio de supervivencia, ha evolucionado hasta convertirse en un fenómeno cultural que ahora ha sido designado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Aunque a día de hoy el número de buceadoras Haenyeo ha disminuido drásticamente debido a la modernización de las técnicas de pesca y la disminución de la población de peces, todavía es posible verlas en el mar desarrollando esta peligrosa tarea. 

Para poder encontrarlas deberás fijarte en las boyas de color naranja flotando sobre el agua a lo largo de la costa. Muchas de ellas son reacias a que se les tomen fotografías, cosa que entendemos perfectamente pues no realizan esta labor como espectáculo sino como sustento de vida. Si deseas tomar fotografías te recomendamos que, una vez de regreso a Jeju, te acerques a la playa que hay cerca del cráter Seongsang, pues allí se realiza una pequeña muestra de inmersión de estas sirenas del mar para los turistas.

En uno de los restaurantes que paramos a comer nos contaron que el gobierno coreano ha iniciado varias campañas y programas de incentivos para apoyar y fomentar la continuación de esta antigua y única tradición. Un proyecto que verdaderamente deseamos que cumpla su cometido y evite que estas tradiciones milenarias acaben desapareciendo.

Dónde dormir

La oferta de hoteles en la isla de Udo no es muy amplia ya que la mayoría de turistas vienen a pasar un día en la isla y regresan a Jeju. Aún así es posible encontrar algunos hoteles que, si bien distan de ser económicos, cumplirán con su cometido si tienes pensado quedarte a dormir en la isla. 

Booking.com

Mapa de localizaciones