Kobo Daishi fue un venerado monje budista japonés que fundó la escuela de budismo Shingon conocido por sus contribuciones a la cultura y la literatura japonesa. Sus enseñanzas son aún hoy una fuente de inspiración para miles de budistas en todo el mundo y su legado se encuentra repartido por muchos lugares sagrados de Japón, como la isla de Miyajima.

A lo largo de muchos años he tenido la suerte de poder visitar la isla de Miyajima en numerosas ocasiones, pero para esta aventura quería centrarme en seguir los pasos del monje Budista en su visita a la isla. Es por ello que en esta entrada voy a hablar más sobre la figura de Kobo-Daishi y los lugares relacionados con su visita y pasaré por alto otros lugares que visitar en la isla y que no tienen nada que ver con el monje budista. Recuerda que si estás buscando que ver y hacer en la isla puedes visitar esta entrada que escribí con esa información

Tabla de contenidos

Breve historia de Kobo-Daishi y su relación con la isla de Miyajima

Nacido en el 774 d. C. ,en la ciudad de Zentsuji, Kobo-daishi fue un destacado monje japonés consagrado al estudio del budismo y fundador de la secta Shingon.

Dados sus conocimientos adquiridos en su viaje a China sobre budismo, confucionismo y taoísmo, escribió numerosas publicaciones sobre prácticas budistas y, entre sus muchos logros religiosos y culturales, se le acredita como precursor del silabario Katakana.

Su relación con Miyajima comenzó con su visita a la isla en el año 806, donde la declaró un lugar sagrado por haber sentido la presencia de espíritus en la isla y realizó una meditación asceta de cien días en el Monte Misen.

Tras los pasos de Kobo-Daishi en Miyajima

Daisho-in

Nada más bajar del barco me dirijo al templo Daishó-in, fundado por Kobo-daishi en el año 806 d. C. y que se encuentra a las faldas del Monte Misen.

Lo primero que me encuentro es una puerta de acceso custodiada por dos grandes figuras con cara de pocos amigos conocidos como guardianes Niō, que según cuenta la tradición son los encargadas de evitar que el mal tenga acceso al templo. 

Después de presentar mis respetos a estos guardianes, comienzo el ascenso al templo por una escalera empinada dividida por unos rollos con escrituras budistas (sutras) que hay que ir girando mientras se asciende hasta llegar donde se encuentran los edificios más importantes del templo que te detallo a continuación:

  • Salón Kannon-do, consagrado al emperador Meiji y donde encontraremos un mandala creado por sacerdotes budistas del Tibet así como la imagen de Kannon Bosatsu y sus once cabezas.
  • Salón Maniden, donde están consagradas las tres deidades del monte Misen.
  • Sala Maniden, con más de 1000 imágenes de Buda.
  • Salón Diahi-do, consagrado a Kobo Daisho.
  • Salón Hakkaku Manpuku, consagrado a las siete deidades de la buena fortuna.
  • Salón Chokugan-do, construido en el siglo XII por el emperador Toga y donde encontraremos las 33 imágenes de Kannon encarnadas y más de 1000 imágenes de Fudo.
  • La campana Daisho in de más de 500 años de antigüedad.
  • Cueva Henjokutsu, donde encontaremos 88 iconos budistas en representación del camino de peregrinación a Shikoku.
Rodillo con sutras
Kannon Bosatsu
Cueva Henjokutsu

En los alrededores del templo se pueden observar miles de estatuas cubiertas con gorritos y bufandas rojas como ofrenda de los visitantes del templo. Son las estatuas rakan o discípulos de Buda y no encontrarás dos que sean iguales. Fueron talladas a mano durante los siglos XVIII y XIX.

Monte Misen y la llama eterna

Monte Misen

Para la parte final de esta aventura queda la subida al monte Misen, lugar donde Kobo Daishi se alojó durante 100 días realizando meditación asceta (Gumonji). Durante ese ritual, Kobo Daishi encendió una llama conocida como Kiezu-no-hi (llama eterna) que aún hoy se mantiene encendida y es el principal motivo de mi aventura.

El monte Misen se encuentra a poco más de 500 metros sobre el nivel del mar y es el punto más alto de la isla de Miyajima. El ascenso puede realizarse en teleférico o a pie en alguna de las tres rutas que te indico:

  • Ruta Daisho in, la más usada y menos empinada de todas. Tiene aproximadamente 3 km.
  • Ruta Momijidani, la más corta pero también la más empinada. Tiene 2,5 kilómetros.
  • Ruta Omoto, la más larga de todas con 3.2 kilómetros.

Tras estudiar las diferentes opciones de ascenso a pie me decanto por la ruta Momijidani, que comienza en el parque con el mismo nombre. La ruta discurre en su mayor parte por un sendero bien marcado y con numerosos escalones. A pesar de que es una de las rutas mas usadas por aquellos que deciden subir a pie, tengo la suerte de no encontrar a nadie salvo algunos ciervos que se cruzan en el camino.

Después de una caminata llego a la zona donde se encuentran los puntos más importantes de la ruta, el Salón Misen Hondo fundado por Kobo Diashi y el Salón Reikado, donde se encuentra la llama eterna.

Es el salón Reikado donde mayor tiempo me detengo a observar la llama Kiezu-no-hi o llama eterna. Sobre ella se encuentra una olla donde según cuentan hierve agua con poderes curativos. Sea cierto o no, todo este misticismo me provoca una gran satisfacción que me obliga a seguir durante un rato más en el salón.

Salón Reikado
Salón Misen Hondo
Llama eterna

Una vez finalizada mi visita a la llama eterna toca continuar el ascenso hasta el punto más alto del Monte Misen. Por el camino me cruzo con otros edificios como el salón Sankido, que está dedicado a la prosperidad del negocio, la fortuna y la sabiduria, el salón Monjudo, dedicado al éxito en los estudios y el salón Kannondo que ayuda a las mujeres embarazadas a tener un parto fácil.

Llegado al fin al punto más alto se encuentra un mirador cubierto donde poder sentarte y disfrutar de unas increíbles vistas panorámicas de toda la isla y sus alrededores. Es el momento de la meditación y de agradecer una vez más el poder regresar al que es uno de mis lugares preferidos de Japón.

Mapa de localizaciones

¿Te ha gustado mi aventura de seguir los pasos de Kobo Daishi en Miyajima? Espero que hayas disfrutado leyendo la entrada y que te sirva de inspiración para tu viaje a Japón. No dejes de dejar tu comentario más abajo y de compartir en tus redes sociales si te ha gustado la entrada.